Erika Lust: Feminista, libertaria y productora pornográfica

“Las mujeres hemos entendido que la pornografía nos ayuda a liberarnos sexualmente”.- Erika Lust

Es muy común ver a grupos feministas increpar en contra de la pornografía ya sea porque se utiliza a la mujer como un objeto o porque son “rezagos del patriarcado”. Más allá de las feministas que desean eliminar la industria pornográfica hay una facción moderna a la que, peyorativamente, se le ha denominado “pro-sex” y que está en favor tanto de la pornografía como de la prostitución. Eso sí, desean crean una industria sexual apta para las mujeres. Dicha esta pequeña introducción, voy a presentarles a una feminista y productora de cine “para adultos” que se auto identifica como libertaria.

Erika Lust (nacida Erika Hallqvist, Estocolmo, 1977) es una escritora, guionista, directora y productora. Es pionera de la pornografía feminista. Erika Lust estudió Ciencias Políticas en la universidad de Lund y se especializó en Derechos Humanos y Feminismo. (Wikipedia)

En su página personal, Erika Lust nos explica las razones por las que decidió entrar a la industria:

“La primera vez que vi una película porno, tuve la misma reacción que muchas mujeres tienen – mientras yo estaba excitada por algunas de las imágenes, en la mayor parte me resultaba insatisfactorio. La calidad audiovisual era horrible. No me identificaba con todo lo que vi- yo siempre había dado cuenta de que hay cuestiones profundas acerca de la sexualidad de las mujeres y la forma en que se ha representado en nuestra sociedad, pero la pornografía realmente esclareció para mí esta forma de vernos. Las mujeres no parecían divertirse, y las situaciones sexuales eran totalmente ridículas”. “Somos mujeres modernas”, continúa. “No tenía ningún sentido para mí el porno donde no había mujeres modernas,  nosotras éramos zorras, adolescentes putas, niñeras, amas de casa maníaco sexuales desesperadas, enfermeras calientes, prostitutas y ninfómanas, siempre al servicio de mafiosos, proxenetas, traficantes de drogas, multimillonarios o afro-americanos que eran máquinas sexuales, siempre en busca de complacer en lugar de estar contentas, siempre gratamente sorprendidas de encontrar un pene de enorme (justo donde pertenece) detrás de la cremallera. Quería saber: ¿dónde estaba mi estilo de vida, mis valores, mi sexualidad?

Mientras que yo siempre me había visto a mí misma como sexualmente liberal y abierta a la pornografía como una idea, lo que vi en la práctica sólo era una llana ofensa”.  [1]

No obstante, Erika Lust cuenta que después de ello, cuando se mudó a Barcelona, emprendió un ambicioso proyecto: revolucionar el cine porno y hacerlo atractivo para las mujeres:

“Pero, desde que estaba en un nuevo territorio, quería hacer las cosas a mi manera: Quería crear un tipo diferente de cine para adultos. Yo quería ser directora y productora y creé mi propia empresa, las películas Lust “.

Erika Lust resalta un punto muy importante y es que muchos de los prejuicios por parte de  las mujeres hacia la pornografía –según Lust- parten del estereotipo de películas “para adultas” hechas a y para la medida de los hombres. Así en una entrevista señala:

¿Por qué (las mujeres)no quieren reconocer que también les gusta el porno?
-Porque seguramente muchas tienen este mismo conflicto que yo tenía dentro: les gusta físicamente lo que ven, pero no emocionalmente. No es tan fácil, ya que el porno forma parte de la cultura masculina. De hecho, la gran mayoría de mujeres vemos porno por primera vez en manos de hombres.

-Vuelvo a preguntar. ¿Se puede ser feminista y gustarte el porno?
-Sí. El movimiento feminista de los 80 y los 90 era muy anti porno. Mucho. A partir de finales de los 90 y, sobre todo, de este siglo XXI, el movimiento feminista ha hecho un cambio radical respecto al sexo, porque las mujeres han entendido que la pornografía nos puede ayudar a liberarnos sexualmente. El porno no es algo malo, lo malo es el porno deficiente. [2]

Por último, copio un fragmento de otra entrevista realizada a la autora:

“El movimiento feminista ha sido tradicionalmente anti-pornografía por considerar que el porno es una clara y evidente práctica que explota y agrede a las mujeres. Grandes gurús del feminismo com Dworkin oMacKinon han atacado fuertemente la pornografía, con argumentos muy contundentes como el lema ‘el porno es la teoría, y la violación es la práctica’. Esa postura paulatinamente fue cambiando y hoy hay corrientes muy amplias y modernas del feminismo que no ven el porno como un enemigo. Son las llamadas ‘anti-censura’ que evolucionaron hacia las ‘pro-sex’, yo me considero una de ellas. Consideramos que la mujer es libre de usar su cuerpo a su antojo, y promovemos decididamente la libertad sexual. Wendy McElroy lo resume en esta frase: ‘La pornografía beneficia a las mujeres, tanto personal como políticamente’. Yo creo que si las mujeres participamos en el discurso de la pornografía tenemos delante una excelente oportunidad de explicar a los hombres nuestra sexualidad de manera muy explícita y gráfica.

En este contexto es muy importante que las mujeres seamos críticas con este fenómeno. Yo creo que el cine adulto es bueno porque educa, y algo que educa puede educar en valores de igualdad y feminismo, y para mucha gente una película porno es la única fuente de información sobre la sexualidad a la que pueden acceder de una manera fácil y rápida”. [3]

________________________________________________________________________________________________

[1] http://www.erikalust.com/bio/

[2] http://www.lavanguardia.com/libros/20120712/54323750510/entrevista-erika-lust-directora-cine-x-mujeres.html

[3] http://cineypolitica.blogspot.com/2009/03/erika-lust-pornografa-libertariana.html

5 comentarios

  1. amadeo lozada · · Responder

    excelente reportaje, ademas de que la autora tiene toda la razón, la mujer debe liberar su sexualidad y verse a si misma como ser integral, ademas de que las emociones son naturales

    1. Muchas gracias!,
      atte. Oscar

  2. Francisco A · · Responder

    Me resulta muy interesante su punto de vista puesto los tabues que rodean al cine porno son muchos, en su mayor parte creo por una cultura muy conservadora y la cual tomaba fuerza debido al sentido erroneo y a la mala calidad de peliculas que se realizaban y que lastimosamente se siguen produciendo, ojala las futuras producciones sean realizadas con visiones mas innovadoras.

  3. Francisco A · · Responder

    Si ud en calidad de directora, pudiese brindarme algunos tips, pues estoy interesado en desarrollar un proyecto similar, Gracias.

  4. […] Libertarismo Perú: Erika L., feminista, libertaria y productora. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: